Tipos de piel

27 jul. 2011

Existen en el mercado muy buenos productos que a veces a nosotras no nos funcionan tan bien como deberían. Esto posiblemente se debe a que le estamos dando a nuestra piel lo que no necesita. Por este motivo es muy importante conocer el tipo de piel que tenemos.

¿QUÉ ES LA PIEL?

La piel es un órgano muy complejo que se divide en varias capas. La capa más superficial es la epidermis. Ésta a su vez se divide en varias capas de células que van regenerandose en un proceso que dura unos 28 dias, este periodo aumenta en las pieles maduras. Bajo la epidermis se encuentra la dermis y bajo esta la hipodermis que es la capa más profunda de la piel.

Cubriendo la epidermis se encuentra el manto hidrolipídico que es una película que protege la piel y evita la deshidratación. Cuando limpiamos el rostro, podemos agredir esta película si utilizamos productos demasiado agresivos o inapropiados.

Los cosméticos se centran en la epidermis y por tanto es esta capa la que definirá nuestro tipo de piel.

¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE PIEL?

Básicamente existen 4 tipos: seca, normal, mixta y grasa. Veamos cada uno de estos tipos con un poco de detalle:

1. Piel Seca
Es una piel poco protegida, fina y sensible, con un color rosado y poros imperceptibles, el tacto puede ser suave en personas jóvenes, y con los años se vuelve áspero. No tolera bien el sol, frío o el viento. Tiende a descamarse y presentar arrugas finas.

Para cuidar este tipo de piel debemos centrarnos en nutrirla e hidratarla. Para ello se aconseja utilizar limpiadores en crema o leche limpiadora. Después aplicaríamos un tónico calmante sin alcohol para evitar resecar la piel. Por las mañanas terminariamos con una hidratante y por la noche utilizaríamos una crema nutritiva o con mayor hidratación.
Una vez a la semana se aconseja aplicar una mascarilla nutritiva o hidratante. Evitaremos exfoliar la piel en exceso, por ello debemos optar por los exfoliantes suaves o bien exfoliar la piel cada 2 semanas.

2. Piel Normal
Es una piel equilibrada, flexible y resistente. Es fina, los poros son apenas visibles, tiene tacto suave y aterciopelado.Este tipo de piel es el que mejor se adapta a los distintos cosméticos disponibles en el mercado ya que podemos emplear productos hidratantes, nutritivos, en gel, en crema...


Para cuidarla limpiaremos mañana y noche con leche limpiadora o gel limpiador sin jabón. Tonificar con tónico sin alcohol y usaremos cremas hidratantes fluidas. Una vez a la semana podemos utilizar una mascarilla hidratante o nutritiva.

3. Piel Mixta
Es el tipo de piel más común, la mayoría de las pieles adultas son mixtas y presentan diferentes zonas según sus características. Es algo más gruesa que la normal. Presenta zonas más grasas en la frente, nariz y mentón y en el resto son más secas.

Para cuidar este tipo de piel utilizaremos productos libres de aceites (oil free). Limpiaremos mañana y noche con un gel equilibrante y tonificaremos con un tónico sin alcohol especifico para este tipo de pieles. Aplicaremos una crema hidratante oil free, pudiendo usar una crema de mayor hidratación por la noche. Podemos utilizar una mascarilla equilibrante una vez a la semana y exfoliaremos tambien una vez a la semana o bien cada 10 días.

4. Piel Grasa
Son pieles más resistentes al frío, sol, viento, etc. Tienen tendencia a sufrir menos arrugas, pero debemos controlar el exceso de grasa, ya que esta nos da brillos, y un tono más apagado.

Para cuidarla, limpiaremos mañana y noche con un gel limpiador equilibrante, y tonificaremos con un tónico equilibrante sin alcohol. Aplicaremos cremas hidratantes reguladoras (para evitar en lo posible los brillos) que sean libres de aceites.
Como es una piel más resistente, podemos realizar exfoliaciones dos veces por semana o incluso 3 veces por semana. Además podemos aplicar mascarillas reguladoras y equilibrantes (por ejemplo de arcilla verde) una vez a la semana.

¿EXISTEN MÁS TIPOS DE PIEL?

Por supuesto que si. Nuestro tipo de piel cambia con los años, con las estaciones, con la alimentación o según los tratamientos que empleemos en su cuidado diario. Por ello existen otros tipos como por ejemplo la piel con manchas, la piel con acné, etc.

Además, podemos tener la piel normal y a la vez sensible, grasa y sensible... Por eso no he incluido la Piel Sensible como un tipo particular.
Os hablaré de ella más detenidamente en otra entrada.

Espero que os haya servido de ayuda,

Rubi

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mi. LOS COMENTARIOS CON ENLACES SERÁN ELIMINADOS. Puedo visitar tu blog a través de tu nombre. ¡Muchas gracias!